Siempre queremos que nos devuelvan todo lo que hemos dado aun cuando ya no quedaba nada por ofrecer. Aunque solo fuesen pinceladas que cubriesen grietas tan profundas que llegaron hasta el alma. Para sentirnos satisfechos. Plenos. Para sentir el oro que valemos. Para darle una tregua a nuestro ego. Para seguir ofreciéndole oportunidades al amor. Para matar fantasmas que aparecen cuando menos lo queremos. Para buscar el e qui li brio. 
Respira.
Otra vez.
Y suelta.
Suelta lo que hizo grietas en tu alma.
Suelta a quien no te devolvió. 
A quien te hizo ver fantasmas.
Al que no hizo nada para tenerte. Y absolutamente todo para perderte.
Una vez leí algo que recuerdo de memoria desde entonces. Decía que "no esperes que te devuelvan. No esperes que te reconozcan. No esperes que se den cuenta de quien eres. Porque si andas por la vida dejando puertas abiertas "por si acaso", nunca podrás desprenderte ni vivir lo de hoy con satisfacción"
Así que.

RES PI RA

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

February 1, 2019

August 3, 2018

April 9, 2018

February 9, 2018

December 15, 2017

August 22, 2017

August 14, 2017

Please reload

Archivo