9 tips para hacer buenos retratos

Uno de los campos en los que estamos especializados es en el retrato. Somos fans de la naturalidad y de sacar el ángel que todos (si, todos!) llevamos dentro. Por eso aquí os dejamos 9 consejos que creemos útiles para hacer un retrato genial!:

 

1. ¡No hay nada más poderoso que la sonrisa!

Si hay algo que nos caracteriza por encima de todas las cosas es cuando sonreímos! Es tan fácil como hacerle recordar a la persona que fotografiamos un recuerdo bonito, o divertido de su vida. O si tenemos dotes para la interpretación, contarles un buen chiste, o hacerles reír simplemente con un gesto. Para esto es bueno empatizar siempre con nuestros modelos, para conocerles y saber un poco más de ellos. Para ambas partes es genial! ya que ellos se sentirán más cómodos a la hora de estar frente  a nuestro objetivo, y nosotros tendremos más soltura a la hora de dirigirles.

 

 2. Utiliza objetos

Un recurso sencillo para hacer un buen retrato es hacer al modelo interactuar con algún objeto. Puede ser algo con lo que estén familiarizados (un instrumento, un libro, una bicicleta...o un objeto al que le tengan aprecio) o simplemente utilizar cosas baratas y al alcance de nuestra mano (globos, confeti, flores...) esto hará que estén más cómodos, y no sientan la presión de no saber que hacer a la hora de posar si no están acostumbrados a ello.

 

 

3. ¡Cierra los ojos!

Un recurso muy utlizado que le da un toque mágico y natural a nuestros retratos es pedir a nuestro modelo que cierre los ojos y piense en algo bonito! Les ayuda a soltarse y genera una atmósfera muy especial entre el fotógrafo y el modelo. Si a esto le sumamos que sonría, tenemos el retrato perfecto! Al fin y al cabo, somos dos personas que necesitan conectar para que todo fluya de la mejor manera posible. 

 

4. ¡Vuélvete loc@ con los encuadres!

No tengas miedo de probar cosas que en tu mente parecen disparatadas. Prueba, haz, atrévete y descubre el resultado! Si sale mal, tenemos "carrete" suficiente para probar otras opciones :P y si sale bien, te sentirás maravillado por el poder de tu imaginación. 

 

 

5. ¡La magia de la luz!

Qué sería de nosotros sin la luz! Con sus contrastes, sus sombras y su fuerza! La luz del mediodía es puñetera, pero siempre podemos aprovechar cualquier circunstancia para hacer un gran retrato. Aprovéchate de las sombras, del ángulo de la luz, y juega con ella hasta que te aburras! Si quieres hacer algo creativo y diferente, ¡puedes! y quien diga lo contrario es que no ha sabido aprovechar todas las oportunidades.

 

 

 6. La timidez

Nos ocurre en muchas ocasiones (lógicamente) que la persona que se pone ante nuestro objetivo, no está acostumbrada a que le hagan fotos, o directamente nunca se las han hecho y se siente un poco perdido y tímido. Aprovéchate de la timidez!! A veces las cosas que sentimos y expresamos, son las que nos ayudan a conocer más a una persona. Hazle sentir que su timidez es bonita, porque asi es! Nuestro modelo comprenderá que lo que le pasa es completamente normal, y nosotros tenemos una baza gigante para sacarle partido.

 

 

7. ¡Salta, baila, y corre! 

"No sé como posar" es la frase que más escuchamos y la que (en mi caso) más me gusta oír, porque es el momento de decir: ¡Salta! ¡Baila! ¡Corre! 

Y probablemente te dirán "¿quéeee?" 

Salta, baila y corre con ellos, hasta que lo disfruten y puedas sacar una imagen super potente de algo tan sencillo como esto. Un punto más que ayudará a que nuestros modelos se "suelten la melena" y disfruten de la sesión. 

 

 

8. Mancha el retrato

¿A qué me refiero con manchar el retrato? Mete un objeto delante de tu modelo. Desenfócalo y haz que su presencia y su movimiento te lleve hasta el foco de la foto, que es la persona a la que fotografíamos. Añadir un espectro, objeto, o "mancha" a nuestros retratos, lo enmarca, te lleva a su rostro y le da una relevancia mágica. Mézclalo junto a otros recursos anteriormente mencionados y: tachán! 

 

 

 

9.¡Haz robados!

Aquí hay una cuestión importante. Robar fotos es genial, siempre y cuando no saques a tu modelo comiendo, con los ojos cerrados o dándole un grito para que salga con cara de infarto. Cuida al milímetro los detalles, como la composición y el encuadre. Cuando sacamos a nuestros modelos desprevenidos, no solo hay que estar atentos a estar en el momento adecuado, si no a cuidar la calidad de nuestra imagen para hacer un cómputo de diez! 

Espero haberte ayudado con estos pequeños consejos para hacer retratos geniales! Y ahora sal a la calle y...¡dispara! :) 

 

¡Feliz fin de semana!

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

February 1, 2019

August 3, 2018

April 9, 2018