Delicious wedding

¡Hola hola!

Por fin tengo tiempo de enseñaros esta editorial tan bonita que hicimos el verano pasado.

Lo más bonito de este tipo de trabajos, es reunir varios proveedores de la ciudad de León, enfocados en el sector de las bodas. Peluquería, maquillaje, flores, diseñadores, wedding planners, modelos, ateliers, catering, hoteles, fincas y fotógrafos. Todos en la misma sintonía, con un objetivo común: disfrutar del trabajo a realizar. Nos lo tomamos como un proyecto personal, en el que sacar a relucir las cosas más bonitas que sabemos hacer, y con unas ganas tremendas, a pesar de hacerlo con el tiempo justo y dentro de las agendas de cada uno, que afortunadamente suelen estar apretadas.







Es difícil sentirse tan cómodo y a gusto, ya que nuestro entorno laboral a diario es bastante variopinto, y enlazamos proyectos que nos vienen dados, con lo cual en muchas ocasiones, nos olvidamos de disfrutar realmente de cada detalle, y trabajamos por inercia en muchas ocasiones (esto no quiere decir que no le pongamos el mismo corazón al resto de proyectos) pero cuando un equipo de personas ve las cosas de la misma forma, y tiene un objetivo común, claramente es un proyecto mucho más intenso.






Empezamos con preparativos, maquillaje y peinado por parte de Anna Amez, que entre León y Madrid desarrolla su actividad profesional, y no veáis de qué manera, porque no es la primera vez que trabajamos con ella, y damos fé de que es una artista con mayúsculas.

Empezamos con los primeros preparativos, la primera parte de la editorial en un entorno idílico, como es el hotel Camarote Romántico, en el corazón del casco antiguo de la ciudad de León, con una terraza superior en la que las vistas son inmejorables. La catedral de nuestra tierrina en primer plano, mientras te tomas una cerveza, es una de las experiencias más bonitas que te puede ofrecer esta ciudad. Asi que no podíamos estar más felices.








Los tocados vienen por parte de Lola Sevares, el vestido de novia que lleva Vero, hecho a mano y a media por nuestra querida Bea, de Atelier La Caprichosa. Y es que la delicadeza y el gusto que tiene Bea a la hora de diseñar cada patrón, nos deja siempre con ganas de más. El traje de Havel, es de Paula de Grupo Adams, con la que repetiría trabajar una y mil veces, ¡no puedo reírme más con ella!. El diseño de cartelería viene por parte de LauraGes, conocida por muchos de nosotros en León, una artista del lettering y el buen hacer, y con la que me encanta colaborar/trabajar SIEMPRE, nos entendemos a la perfección :) Por otro lado tenemos las joyas MA RA VI LLO SAS de Balta Joyero, que fue la guinda perfecta del pastel :P,






Organización y decoración de la mano de El sueño de Olivia, que se encargaron de todo de la manera más profesional, no creáis, es la parte más dura y trabajosa, estar pendientes de tanta gente y en todo momento, a parte de dejarlo todo como "los chorros del oro" es algo que destacar en su parte del proyecto. Y por supuesto, y no menos importante, las flores, por parte de Belladona floristas, que, como fotógrafa de bodas, me parece uno de los factores más importantes a la hora de hacer fotos, ya que terminan de vestir cada una de ellas.






Después pasamos al cóctel, realizado en la parte baja del Camarote Romántico,